• Reflejos Primitivos

    Los reflejos primitivos son movimientos automáticos y estereotipados. Están controlados desde el tronco encefálico y se desarrollan en las diferentes etapas del embarazo. Posteriormente deberían ser inhibidos por los ganglios basales e integrarse en los movimientos del bebe.

    La función principal de éstos asegurar la supervivencia y el aprendizaje y deberían inhibirse o ser controlados por partes superiores del cerebro.

    Los reflejos no integrados pueden dar problemas en determinadas habilidades visuales.

    Si no se inhiben darán lugar a patrones de comportamiento y movimientos inmaduros impidiendo los reflejos posturales posteriores, necesarios para que el niño madure.

    A lo largo de nuestra práctica diaria, hemos podido observar que los pacientes a los que se les han realizado una evaluación de reflejos primitivos, presentan con frecuencia determinados problemas visuales y estadísticamente hemos podido demostrar que existe relación entre los reflejos primitivos y determinadas alteraciones visuales, como en la motricidad ocular, acomodación, estado refractivo, y la visión binocular.

    Cada reflejo desempeña un papel muy importante.

    Para poder saber qué es lo que no funciona cuando un reflejo no se ha inhibido, es necesario conocer las funciones individuales que tienen estos cuando su presencia es normal.

    REFLEJOS PRIMITIVOS

    • Están presentes en el momento del nacimiento.
    • Deben inhibirse para dar lugar a los reflejos posturales.
    • Son muy importantes para el desarrollo motor y neurológico del bebé.
    • Cabe destacar que respecto al desarrollo neural no hay una edad cronológica exacta en cuanto a la aparición e inhibición de estos reflejos.

    Reflejo del Moro.

    • Se trata de un reflejo intrauterino.
    • Presente en el nacimiento.
    • Es una reacción involuntaria a la amenaza.
    • Consiste en un movimiento simétrico de los brazos hacia arriba, alejándose del cuerpo, abriendo las manos.
    • Tras una quietud momentánea, un retorno gradual de los brazos hacia el cuerpo como en un abrazo.
    • Posibles efectos sobre el sistema visual:
      • Baja tolerancia al cambio.
      • Mala visión periférica.
      • Alteraciones de la acomodación.
      • Disfunciones de las vergencias.

    Reflejo tónico asimétrico del cuello (RTAC).

    • Intrauterino. Presente en el nacimiento.
    • Cuando giramos la cabeza del bebe hacia un lado, se produce la extensión del brazo y la pierna del mismo lado.
    • Se produce la flexión del brazo y la pierna del lado contralateral.
    • Relacionado con el sistema vestibular.
    • Durante el periodo uterino debería facilitar el movimiento.
    • Estimula los mecanismos de equilibrio y aumenta las conexiones neurales.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Ambliopía. Mala estereopsis.
      • Pobres movimientos oculares.
      • Problemas de enfoque.

    Reflejo Espinal Galant.

    • Intrauterino. Presente desde el nacimiento.
    • Se considera uno de los más importantes, puesto que ayuda en el parto al niño.
    • Cuando colocamos al niño en posición prona, la estimulación de un lado de la columna da como respuesta la flexión de las caderas hacia el lado estimulado.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Problemas de acomodación.
      • Problemas de vergencias.
      • Miopía funcional.

    Reflejo de Babinski.

    • Intrauterino. Presente desde el nacimiento.
    • Al estimular longitudinalmente la planta del pié el dedo grande se flexiona y el resto se extiende en abanico.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Problemas de acomodación.
      • Problemas de vergencias.
      • Problemas refractivos: hipermetropías.

    Reflejo de Babkin Palmomental.

    • Intrauterino. Presente desde el nacimiento.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Mala calidad de los movimientos oculares.

    Reflejo Tónico simétrico del cuello.

    • No se aprecia hasta los 3 o 9 meses de vida.
    • Se cree que es la etapa que antecede al gateo.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Problemas de acomodación.
      • Alteraciones de la vergencias y las forias.
      • Problemas refractivos: miopías o hipermetropías.

    Reflejo Miedo Paralizador.

    • Es un reflejo intrauterino.
    • Presente desde el nacimiento.
    • Al activarse produce una respuesta de shock, acompañado de inmovilidad, pánico y miedo extremo.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Mala visión periférica.
      • Problemas Acomodativos.
      • Problemas Vergencias.

    Reflejo Tónico Laberíntico Anterior (RTL).

    • Es un reflejo intrauterino.
    • Presente desde el nacimiento.
    • Colocando al bebé en decúbito supino y flexionando la cabeza hacia delante se produce flexión de todos sus miembros.
    • De origen vestibular.

    Reflejo Tónico Laberíntico Posterior.

    • Es un reflejo intrauterino.
    • Presente desde el nacimiento.
    • Es el responsable de los varios.
    • Colocando al bebé en decúbito supino y llevando la cabeza hacia atrás, se produce la extensión de todos sus miembros.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Motilidad ocular.
      • Acomodación..
      • Problemas de Vergencias.

    REFLEJOS POSTURALES

    • Son el principio de la maduración del sistema nervioso central.
    • Su aparición implica la activación del tronco del encéfalo.
    • Aparece después del nacimiento.
    • Se mantienen a lo largo de toda la vida.

    Reflejo de Landau.

    • No presente en el nacimiento.
    • No permanece a lo largo de la vida.
    • Inhibe al RTL.
    • Permite levantar cabeza y pecho.
    • Importante para los movimientos más avanzados.
    • Afecta al equilibrio y al tono Muscular.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Sistema vestibular (equilibrio).
      • Percepción visual (estereopsis).
      • Coordinación visual (motilidad visual).

    Reflejo de Anfibio.

    • No presente en el nacimiento.
    • Al rotar la cadera del niño se produce la flexión de la pierna del mismo lado.
    • El infradesarrollo impedirá el gateo y el arrastre con marcha cruzada.
    • La falta total de éste provoca la no inhibición del RTL Y RTAC.
    • Posibles efectos sobre el Sistema Visual:
      • Motilidad ocular.
      • Enfoque (Acomodación).
      • Vergencias (Visión Binocular).
      • Vergencias (Visión Binocular) Miopías funcionales.

    CONCLUSIONES Y TRATAMIENTO

    Al principio el bebé vive en un medio acuoso, dentro del útero materno, donde se desarrolla y después debe comenzar a vivir por sí mismo. Para sobrevivir, el bebé viene dotado de unos movimientos automáticos dirigidos desde el tronco encefálico que son los reflejos primitivos.

    Estos movimientos automáticos le permiten al bebé ayudar a descender por el canal del parto, o succionar, por ejemplo.

    No obstante estos reflejos deben tener una vida limitada y dar paso a los reflejos posturales controlados desde partes superiores del cerebro; lo que permite el desarrollo neurológico del bebé.

    Si estos reflejos permanecen activos habrá una debilidad o inmadurez cerebral, y afectaran no solo a sus habilidades motoras gruesas o finas sino también a la percepción sensorial y cognitiva. La integración de un reflejo supone la adquisición de una nueva habilidad.

    Por el contrario, cuando un proceso concreto no se hace de forma automática, requiere del niño un esfuerzo continuo y consciente, lo que lleva a un agotamiento prematuro.

    Si detectamos un reflejo que no está integrado nos puede dar pistas sobre la causa del problema del niño. Si hay varios reflejos-no-integrados posiblemente estaríamos ante un retraso en el desarrollo neurológico. En este caso, crearemos un programa de ejercicios personalizado para conseguir integrar estos reflejos primitivos no inhibidos y obtener resultados a nivel motor, académico, coordinación mano-ojo e incluso emocional.

    Integración de Reflejos Primitivos.

    El Instituto de Neurología de Estados Unidos y de Suecia mantienen que los patrones de movimiento específico ejecutados por los seres humanos durante los primeros meses de vida contienen en sí mismo un efecto inhibidor natural de los reflejos primitivos. Si estos movimientos no se han hecho (o no se han hecho lo suficiente) los reflejos primitivos permanecerán activos. Pero podemos darle una segunda oportunidad al cerebro a través de la práctica de un programa de ejercicios personalizados.

    También podemos conseguir la integración de los reflejos primitivos, de una manera más rápida trabajando con ejercicios isométricos.
    Terapia: Una segunda oportunidad al cerebro… Integrar los reflejos primitivos que permanecen activos en algunos niños y obtener resultados a nivel motor, académico, coordinación mano-ojo, e incluso emocional.

    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancel reply