• Pantallas: problemas visuales y uso responsable

    ¿Cuánto hay de cierto sobre lo dañinas que son las pantallas para los ojos y en especial para los niños?

    Existe la creencia de que visualizar juegos o textos en un ordenador o un smartphone puede causar afecciones visuales como la fatiga visual o incluso la miopía.

    El Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas nos da ciertas pautas es este artículo:

    Lo primero que hay que aclarar es que usarlas de forma abusiva, igual que casi todo en la vida, puede suponer un problema para la salud visual en varios aspectos que ahora desgranaremos. No obstante, si se usan de forma adecuada no deberían producir serios inconvenientes.

    El perjuicio más importante que pueden causar las pantallas es la miopía, que se produce por un enfoque continuado y excesivo de objetos que se encuentran a corta distancia. Es especialmente frecuente en niños y jóvenes, ya que el ojo, que se encuentra en fase de crecimiento, se desarrolla adaptándose a ese escenario tan habitual para él.

    Para evitar la miopía en el mayor grado posible —ya que parte de su incidencia se debe directamente a factores genéticos—, lo adecuado es que el niño descanse del uso de las pantallas cada cierto tiempo y mire objetos lejanos. Jugar en el exterior puede ayudar mucho a evitar el avance de esta afección.

    Fatiga visual

    El uso continuado de pantallas y el elevado esfuerzo que conlleva para acomodar la vista dan como resultado una sensación de malestar que se suele denominar fatiga visual. Hay que tener en cuenta que la musculatura del ojo trabaja mucho más cuando enfoca objetos cercanos, por lo que utilizar en exceso dispositivos electrónicos que requieran este tipo de visión puede causar molestias, sensación de picor, visión borrosa, sequedad ocular y hasta dolor de cabeza.

    Los síntomas de la fatiga visual se intensifican en los niños que ya tienen problemas de visión. También afectan en mayor medida a aquellos que poseen algún tipo de afección leve que aún no les obligue a llevar gafas pero que se manifiesta en caso de sobreesfuerzo visual. Para ellos, las pausas son aún más importantes. 

    Resplandores en la oscuridad

    Por último, cabe destacar que visualizar una pantalla de ordenador o móvil en un ambiente oscuro es aún más fatigoso para los ojos, ya que estos se encuentran en una encrucijada: tienen que adaptarse a una situación de baja luminosidad general mientras el objeto que enfocan les está deslumbrando. 

    Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas
    Deja un comentario →

Deja un comentario

Cancel reply